Vecinos de Edelira denuncian perjuicio y peligro constante por explotación de cantera

Una cantera que está siendo explotada por un conocido político causa zozobra a vecinos de Edelira Km. 32, en el nordeste del departamento de Itapúa. La empresa utiliza detonadores súper potentes que provoca temblores y voladuras de piedras en una escuela y viviendas cercanas. La peligrosa explotación de dicha cantera estaría avalada por el actual intendente y sus concejales.

Vecinos de Edelira Km. 32 se contactaron con nuestro medio para hacer pública una denuncia en contra de una empresa que explota una cantera que se encuentra a solo 200 metros de la escuela Virgen María Auxiliadora y varias viviendas.

Se trata de la “Cantera Colmán”, propiedad del político Teio Colmán, un conocido dirigente de la zona. La misma es explotada desde hace 5 años, aproximadamente, según la versión de los vecinos.

El 10 de octubre del año 2017 un vecino realizó una denuncia en la comisaría de Edelira Km. 30 por la detonación de un potente artefacto en la cantera-que a su vez provocó un temblor, dejando fisuras en las paredes de las viviendas cercanas. Asimismo, en esa oportunidad una piedra de al menos 1,5 Kg. voló y alcanzó la camioneta de un lugareño que se encontraba a unos 300 metros de la cantera.

Los vecinos afectados se reunieron con el actual intendente Nicacio Franco (PLRA) y sus 12 concejales para poder parar esta peligrosa explotación. Labraron un acta en donde justificaron que se iba a tomar medidas contra esta problemática, pero aparentemente quedó en el “oparei”, según nos comentó la señora Teodora Saucedo. Creen que las autoridades estarían siendo sobornadas por el propietario, ya que la explotación no se detuvo.

Imágenes tomadas recientemente de la escuela y de viviendas cercanas muestran importantes daños en las paredes, además de enormes rocas que volaron en los alrededores a causa de las explosiones que la empresa sigue realizando. Además de los daños materiales, los pobladores viven con miedo ya que en cualquier momento podrían ser víctimas de algún tipo de accidente.

Los pobladores aseguran que es necesario realizar un estudio a fondo con geólogos para prevenir situaciones de riesgo en las viviendas cercanas y determinar qué tipo de detonadores utilizar, o si no es apto deshabilitar totalmente la explotación de la cantera.