Tu radio en Internet Netyco Argentina

"No voy a parar hasta hacer justicia", afirma tía de niños asesinados en el Chaco

Sucesos 15 de julio de 2019 Por
La tía de los dos niños asesinados en una estancia del distrito de Mariscal Estigarribia, Boquerón, aseguró que no va a parar hasta encontrar justicia por el crimen de sus sobrinos. Con mucho dolor, dijo que ellos fueron de vacaciones a la casa de los abuelos y que no se merecían esto.
0b80fe4e-4f64-46f0-940e-c96a9bc0b91b
Foto: ABC COLOR

Con la voz quebrada y con mucho dolor, Viviana Sánchez, tía de los niños y hermana del padre de las víctimas, los recordó como unos niños llenos de alegría y dijo que el martes pasado fue la última vez que habló con su sobrina, que ese día cumplía 10 años.
Una dura realidad enfrenta la familia, luego de que se hallaran los cuerpos sin vida, tanto de los niños de 10 y 8 años, como los de sus abuelos. Todos fueron encontrados enterrados en la fosa de una cámara séptica que está al costado de la estancia, ubicada en el distrito de Mariscal Estigarribia, Departamento de Boquerón, Chaco.

“No voy a parar hasta hacer justicia por ellos. La última vez que hablamos (con su sobrina) fue el martes pasado, fue su cumpleaños y hablamos por videollamada. Ella estaba muy feliz”, manifestó, sin poder contener las lágrimas por la dura pérdida.

Los niños fueron a la estancia a pasar las vacaciones de invierno junto a sus abuelos Alcibiades Desiderio Ayala Coronel y Francisca Nidia Núñez Romero, ambos de 71 años.

“Ellos se fueron de vacaciones y se encontraron con esto, es muy difícil todo”, siguió contando la tía de los menores en contacto con radio Monumental 1080 AM. Una vez más, Viviana dijo que la familia solo pide justicia por el asesinato de los niños y que los responsables paguen por el terrible crimen.

Según el médico forense Iván Vera, quien estuvo a cargo de la inspección de los cuerpos, los adultos presentaban al menos ocho disparos en el tórax.

Los familiares de los pequeños y de los abuelos denunciaron que desde hace varios días no tenían comunicación con ellos. Además, recurrieron a Cristhian González, empleado de la estancia Los Lazos, colindante con la propiedad de Ayala.

González fue hasta el lugar y no encontró a nadie, por lo que decidió dar aviso a agentes de la Comisaría Sexta de Mariscal Estigarribia y los policías informaron a la Fiscalía. Fue así que una comitiva ingresó hasta la propiedad de Ayala y se encontró con el terrible escenario.

La estancia fue saqueada y 100 animales vacunos también fueron robados. También están desaparecidos el capataz y su familia, quienes allí residían. Una de las hipótesis que maneja el Ministerio Público es que el capataz estaría implicado en el hecho.

FUENTE

Boletín de noticias