Comió una lagartija y falleció tras 10 días de agonía

Australia 09 de julio de 2019 Por
Sus familiares recurren a la Justicia para exigir que se esclarezca la muerte, porque consideran que los médicos no prestaron la debida atención a la crítica situación del paciente.

1
David Dowell dejó una viuda y tres huérfanos, por prestarse a la absurda apuesta de comerse una lagartija viva (Fotos Facebook).

Familiares de David Dowell (34) exigen el esclarecimiento de la muerte del hombre, ocurrida en diciembre pasado en Australia, luego de 10 días de agonía tras comer una lagartija viva, como parte de una apuesta con amigos.
Según los antecedentes, el padre de familia aceptó el desafío durante una fiesta, el 3 de diciembre del 2018. Enseguida comenzó a sentirse mal y sus parientes lo llevaron a un hospital, porque vomitaba un líquido verde.

Entonces, los médicos dijeron que “solo era un problema gástrico o resaca”, dijo su hermana Hanna al periódico The Brisbane Time.

SALMONELA
Tras unos estudios clínicos se determinó que Dowell contrajo una infección por salmonela, debido a que comió la lagartija, lo que le causaba diarrea, dolores estomacales y fiebre.

Los días pasaban y el paciente no mejoraba, al contrario, sus síntomas eran cada vez peores pese a los tratamientos; se le hinchó la panza, vomitaba bilis verde y su orina era negra. Su hermana refirió que se le inflamaron los testículos y que le salía un líquido.

Según su familia, el hombre se terminó “pudriendo desde adentro hacia fuera” y acabó falleciendo. Dejó un viuda y tres huérfanos.

FUENTE

Boletín de noticias