Embargan un canal de TV por una deuda de G. 250 millones a periodista

País 08 de julio de 2019 Por
El Canal Lobo TV, propiedad del ecuatoriano Carlos Avilés, fue embargado por G. 250 millones (más intereses de dos años), según la sentencia del juez Julio César Centeno. Esto sería por la deuda que tiene con el periodista y productor televisivo Augusto Barreto.

0b80fe4e-4f64-46f0-940e-c96a9bc0b91b
Augusto Barreto. La Nación.

El comunicador espera que se cumpla con la sentencia judicial que se emitió en abril de este año (luego de un año y seis meses de litigio), pero teme que la empresa no tenga nada a su nombre, según sostuvo en comunicación con La Nación.

Explicó que la orden judicial del embargo se presentó el viernes pasado al canal. “Se hizo el embargo para ver qué realmente tiene el canal”, añadió Barreto. Además, comentó que el medio de comunicación cambió de sociedades anónimas durante este tiempo, siendo esto “una forma de cubrir huellas de las otras empresas”, dijo.

La relación comenzó los primeros meses del 2015, cuando Barreto conoció al empresario ecuatoriano, quien le ofreció ser socio en el canal, oferta que no fue aceptada. Sin embargo, luego le sugirió que sea el director periodístico, puesto que se acordó verbalmente con un salario de US$ 5.000 mensuales. Así fue hasta que durante meses no percibió el salario (unos US$ 15.000). Este incumplimiento de remuneración mensual salarial fue reclamado a la señorita Lía Duarte Ashmore, pareja y socia comercial de Avilés en el canal.

Luego, Avilés tomó la decisión de nombrarlo administrador general, sin su consentimiento, ante un escribano, Édgar L. Caballero, postura que días después fue revocada. Incluso, luego le comunicaron que no podían pagarle los US$ 5.000 mensuales prometidos y que se limitara a hacer un programa semanal, con un salario mensual de G. 15 millones, monto acordado en un contrato por dos años.

Finalmente, en enero del 2017 le informaron que Avilés estaba con una situación financiera difícil y que le pagarían solo G. 10 millones de su salario y luego los restantes G. 5 millones. Barreto pasó meses sin recibir su sueldo, hecho que provocó su retiro justificado y el reclamo vía legal.

1

FUENTE

Boletín de noticias