Tu radio en Internet Netyco Argentina

¿La viuda mau se adueñó de una millonaria herencia?

Sociedad 02 de julio de 2019 Por
Ella era 41 años menor que él y tuvo un hijo invitro del empresario.
0b80fe4e-4f64-46f0-940e-c96a9bc0b91b

Marcos Marín soñaba en grande. El visionario empresario uruguayo de 77 años, vio en nuestro país tierra fértil para el negocio, y en mayo del 2011 partió desde Montevideo hacia nuestra capital.
Al principio se alojó en hoteles, pero al poco tiempo compró la lujosa casa ubicada sobre la calle Herminio Maldonado, número 1480, del barrio Ycua Satí de Asunción, que años después pasaría a ser... ¿de su empleada?

Esto porque María Gloria Cáceres Recalde (36), declaró esa residencia como propia, luego de la muerte por dengue del hombre, el 13 de abril del año 2016.

Fue esta la sorpresa con la que se encontraron los hijos del finado dueño del shopping Gato Verde, cuando llegaron a Asunción para reclamar los bienes de su padre, en junio del mismo año de su fallecimiento.

Para entonces, hacía ya un mes que María Gloria había entablado la demanda de sucesión para que todas las propiedades de Marín pasaran a su nombre.

La misma fue presentada el 18 de mayo del 2016, alegando ella que llevaba en su vientre el fruto de la relación de ambos: un hijo, concebido mediante un procedimiento de fecundación invitro, cuyo certificado de conformidad del hombre también presentó, pero con “una firma que según sus hijos no era la del fallecido”, contó a a Diario EXTRA el abogado de la querella Guillermo Duarte Cacavellos.

“Ella dijo que vivía en concubinato con él y presentó una supuesta constancia de contenido falso expedida en la ciudad de San Bernardino, ciudad en la que ninguno de los dos residía”, señaló Duarte Cacavellos.

Según la constancia, ellos habían vivido en concubinato por 4 años, pero llamativamente esta no tenía la firma de Marcos ni de Gloria, mucho menos de testigos ni la de la Actuaria, refirió Guillermo. En ella solo constaba el sello del Juez de Paz Juan Cardozo, y una firma ilegible.

El abogado explicó que Gloria trabajaba como empleada doméstica del finado Marcos, según este le había dicho a sus hijos, cuando vinieron de visita a nuestro país en el año 2015; pues el extranjero seguía casado con su esposa uruguaya, la tocaya de Cáceres, la señora Gloria Isabel Elguera, madre de sus tres hijos.

ADN Positivo
Cuatro fueron las pruebas que se hicieron para saber si el hijo de María Gloria era efectivamente de Marcos. El bebito nació meses después de la muerte del uruguayo y todas las pruebas tuvieron resultado positivo. “Los hijos lo aceptaron a él como heredero, pero ella (Gloria), quería apropiarse de todas las pertenencias del hombre”, dijo Guillermo.

Por inventar todas las pruebas
María Gloria fue denunciada por apropiación, producción de contenidos falsos, uso de contenidos falsos y estafa en grado de tentativa, indicó el abogado. Señaló que esta se expone a una pena privativa de libertad de hasta 12 años, debido a la gravedad de los hechos de los que se la acusa.

Duarte Cacavellos contó que la mujer se adueñó de la casa del hombre, pero cuando llegó el hijo de Uruguay para tomar posesión extrajo de allí muebles, joyas (entre ellos un reloj, muy caro, marca rolex), dos coches y electrodomésticos.

Boletín de noticias