Tu radio en Internet Netyco Argentina

Dos jueces fieles al clan Zacarías son “intocables” en Alto Paraná

Política 02 de julio de 2019 Por
Varios son los magistrados que siguen salvando de la cárcel al clan Zacarías. Los principales encubridores de la familia involucrada en innumerables hechos de corrupción desde la administración pública son los jueces Marino Méndez y Aniceto Amarilla. El primero soporta una investigación en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) por encajonar un proceso penal contra el cuestionado senador Javier Zacarías Irún, sin embargo, la pesquisa sería apenas para calmar las aguas y blanquear al criticado juez.
0b80fe4e-4f64-46f0-940e-c96a9bc0b91b
Marino Méndez, juez investigado por el JEM.

Son dos los magistrados fuertemente vinculados a los Zacarías y que contra viento y marea siguen entendiendo en las causas que afronta el clan familiar. Uno de los jueces, secuaces de la citada familia, es el camarista Aniceto Amarilla. Este magistrado supuestamente responde directamente a los mandatos del senador Javier Zacarías, quien, precisamente, tiene una causa penal estancada desde el año pasado en la Cámara de Apelaciones, justamente integrada por el mencionado magistrado. Amarilla, en el 2012, fue candidato a diputado por el movimiento que en ese entonces lideraba a nivel nacional el ahora senador, Javier Zacarías Irún. Pese a su indiscutible amistad con los Zacarías, principalmente con el legislador, el magistrado se aferra a las causas y es evidente que su única función es blindar a la familia que afronta varias investigaciones por corrupción. Aun por su constante protección a la familia, el juez jamás ni siquiera fue investigado por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados.

1

Aniceto Amarilla, camarista, amigo de los Zacarías.

Por su parte, el juez Marino Méndez, quien cumple con una función similar a Amarilla, de proteger y encubrir a los Zacarías, soporta una investigación de parte del órgano juzgador, pero existen fuertes versiones que el fondo de la cuestión no es aplicar una sanción al magistrado (llamativamente investigado sin suspensión), sino simplemente calmar las aguas ante los cuestionamientos y finalmente blanquearlo para seguir en el cargo, incluso, en un puesto más importante, ya que el mismo está en varias ternas para seguir en la magistratura en la VI Circunscripción Judicial del Alto Paraná.

FUENTE

Boletín de noticias