Enfermera chaqueña arriesga su vida por los damnificados

País 15 de mayo de 2019 Por
Máxima Alarcón es una enfermera de la localidad de Cadete Pando, General Bruguez, Departamento de Presidente Hayes. La mujer se ha convertido en un ángel guardián para las personas de su comunidad ya que para ella no existen impedimentos para ayudar.
0b80fe4e-4f64-46f0-940e-c96a9bc0b91b
La mujer declara su amor a su profesión y a su comunidad. Foto: Captura de vídeo Telefuturo

A pie, a caballo, en canoas, o en su vehículo particular, Máxima recorre kilómetros de zonas inundadas para llevar asistencia a los pobladores de Cadete Pando. Su tierra natal está aislada por la crecida del río Confuso.
La mujer, de 36 años de edad, no conoce límites cuando se trata de llevar asistencia. En el centro de salud local realiza su servicio a pesar de las limitaciones. Incluso, ayudó a una joven a parir bajo la luz de una vela.


Máxima Alarcón es bisnieta de los primeros pobladores de Cadete Pando, localidad que cuenta con unos 800 habitantes, en su mayoría personas que viven en la extrema pobreza. Se sitúa a unos 200 kilómetros de General Bruguez.

La enfermera le declara su amor a la profesión y a su comunidad y lo expresa con su incansable servicio, sin importar día ni hora.

La historia de Alarcón fue publicada por Telefuturo, cuyo equipo periodístico la encontró en medio de las coberturas de las inundaciones que afectan al Chaco paraguayo.

Los últimos datos de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) reportan que alrededor de 62.000 familias (240.000 personas) fueron afectadas por las inundaciones y el reciente temporal que se registró a nivel país.

FUENTE DE LA NOTICIA