Fiscalía procesa con pedido de prisión a ebrio que intentó incinerar a su pareja embarazada

Policiales 14 de mayo de 2019 Por
La unidad especializada en hechos de violencia familiar imputó al sujeto que, presuntamente, bajo efectos de sustancias estupefacientes, agredió brutalmente a su pareja embarazada de cuatro meses y luego intentó incinerarla, derramándole combustible y encendiendo una cerilla de fósforo.
0b80fe4e-4f64-46f0-940e-c96a9bc0b91b
Eliseo Paulo Aranda, procesado con pedido de prisión preventiva. Intentó prenderle fuego a su pareja embarazada, - fue aprehendido y entregado a la Policía.

Eliseo Paulo Aranda, de 37 años, residente en la fracción Villa Guaraní del barrio Ciudad Nueva, soporta el proceso penal por violencia familiar, que podría ser ampliada a lesión grave o eventual homicidio en grado de tentativa que se resolverá en el curso del plazo establecido por el juzgado para la presentación del requerimiento conclusivo, etapa en la que se deberá resolver la presunta adicción del procesado, afirmaron ayer en la Fiscalía que lo investiga.

La víctima fue auxiliada por vecinos y cuando llegaron al lugar del suceso los agentes policiales ya fue derivada al Pabellón de Traumas del Hospital Regional, donde permanecía internada porque las lesiones sufridas a raíz de las quemaduras de segundo grado que recibió en gran parte del cuerpo. Posteriormente la mujer fue trasladada al hospital del quemado en la capital del país, porque sus heridas así ameritaban. El ahora procesado se dio a la fuga, pero fue detenido en la vía pública por personal policial del puesto 1, jurisdiccional, y lo pusieron a disposición de la fiscalía penal especializada de turno para continuar los procedimientos.

Los hechos de violencia ya fueron reiterados, según pudo saberse mediante testificales, circunstancia aprovechada por la representación pública para fundar su pedido de prisión preventiva, a la que suma la fuga luego de cometer el hecho grave y la posibilidad de obstruir las investigaciones, según la petición de la fiscal Emilce Ovelar. Si bien el feto seguía con vida, los médicos que cuidan de la víctima no descartan alguna reacción que la ponga en riesgo. La prisión preventiva requerida deberá ser resuelta por el juez penal de garantías que entiende en el proceso.

FUENTE DE LA NOTICIA