Tu radio en Internet Netyco Argentina

Le hicieron macumba y ahora alega que la Virgen la curó

Sociedad 12 de agosto de 2019 Por
Tenía la pierna destrozada por culpa de una enfermedad infecciosa. Atribuye a una brujeria hecha por la amante de su marido.
0007972568
Foto: Gentileza

La casa de la señora, donde la hostia se convirtió en pétalos de rosas y luego en una especie de sangre, está siendo visitada más que antes luego de los milagros que le atribuyen a la Virgen de la Rosa Mística.
Hace unos meses, una ferviente creyente padecía una erisipela en una de las piernas. Fue junto a doctores, médicos naturistas para encontrar una curación pero no mejoraba, al contrario, iba empeorando.

Una vecina le habló de la casa de la señora Lourdes Rojas y sin pensar dos veces viajó desde Asunción hasta Pedro Juan Caballero en busca de una sanación, que al cuarto día ya dio resultados positivos.

“Esa noche rezamos el rosario de liberación y luego, la señora Lourdes dijo que a una de las presentes se le hizo macumba y que su pierna estaba como sapo. Esa era yo, pero tenía vergüenza de decir frente a otros, porque realmente mi pierna estaba desastre”, según testimonió.

Recordó que cuando se quedó a solas con Lourdes alzó su pantalón. “Le dije que ese mensaje era para mí. Me dio el óleo para ponerle y así lo hice”.

Por otra parte, la doña contó que está segura que la amante de su marido fue quien le hizo la brujería para tratar de “eliminarle” del camino. “Pero gracias a mamita María el mal no pudo contra mí”, alegó.

Después de la oración, regresó a su casa y le puso el óleo de la Virgen Rosa Mística.

Cuatro días después, la herida de su pierna desapareció. “Yo sé que la Virgen fue la que me sanó, yo ya no usaba ni vestido por vergüenza, aseguró.

Corazón puro
La señora Lourdes contó que para recibir las bendiciones, milagros y curaciones, es necesario ir con un corazón puro. “La Virgen es muy bondadosa y solo pide un requisito: tener el corazón limpio, puro y fe, para eso debe confesarse, comulgar diariamente no tener rencor ni odio por nadie”, manifestó.

Obró por una hija de ateos
Una señora que padecía cáncer de mama ya no aguantaba el dolor, y fue hasta PJC, allí la señora Lourdes le rezó por su seno enfermo y le dijo que no iba a necesitar operarse.

Sin embargo, los padres de ella, que son ateos, le dijeron que no se ilusione, pues la fecha de la cirugía ya estaba programada. Llegó el día y fue como para operarse, pero el doctor, al ver el color de su seno le mandó a hacer estudios y salió que los 5 nódulos que tenia desaparecieron. El milagro le atribuye a la Virgen.

Boletín de noticias