Tu radio en Internet Netyco Argentina

Tiene 97 años y es la médica ñana más vale de San Pedro

País 08 de agosto de 2019 Por
Doña Anastasia está en una silla de ruedas, y desde ahí le reza y cura a todos.
1

Una de las labores más significativas que existen en nuestro país es la que hacen las famosas médicas ñana. Por medio de la oración y uno que otro yuyo se dedican a salvar, en muchos casos, hasta la vida de las personas que creen en ellos. “Lo principal para que se les pueda curar es la fe, no tienen que luego venir si no creen”, he’i doña Anastasia López, una abuelita de 97 años de San Pedro, quien con rosario y la Virgen de Caacupé, realiza este trabajo por medio del don que Dios le dio, según ella.

Eladio Grance, hijo de la curandera, contó que desde que tiene memoria ndaje su madre ya levantó a muchísimas familias que estaba a punto de quebrarse a causa de la enfermedad. “Acá en San Pedro todos le conocen, de muchísimas partes vienen junto a ella para que les pueda curar, ella es la médica más vale, dicen luego por ella”, contó.

Atýra personas le visitan en su humilde casita en San Pedro.
Pese a su avanzada edad, doña Anastasia sigue sumando fuerzas por medio de las mismas Ave María con los que cura, para segur realizando su labor que “Ñandejára le encomendó”.

“Ella le cura a los niños que tienen ojeo en su panza, en su cabeza, y también a las personas a las que le sopló el viento en cualquier parte del cuerpo”, afirmó avei su hijo. Las manos de la médica ñana siguen sanando hasta ahora a todos los pobladores que se van junto a ella, quienes de paso avei le brindan una pequeña ayuda, ya que por el pasar de los años, su sitú no está nada bien.

“Ando por ella porque también ella estuvo así por mí cuando era chico”

Don Eladio le acompaña siempre y le cuida por su avanzada edad.
Don Eladio contó que su madre pasó ya por muchas situaciones que hoy en día la tienen postrada a una silla de ruedas, desde donde hace sus sanaciones. “Ella ya tiene su edad y una vez se me cayó y descaderó, hace dos años que la tengo así y ando por ella porque ella también estuvo así por mí cuando yo era chico”, he’i el karai.

Agregó que a causa de la enfermedad y condición de su madre, trabajar le fue muy difícil ya que tiene que estar muy pendiente de su madre. “Yo les agradezco a todas las personas que vienen a ayudarnos, yo vivo con ella, y soy el único que puede andar por ella”, afirmó.

VIVEN LEJOS. Eladio he’i que sus hermanos viven muy lejos, por lo que no pueden estar mucho tiempo con su mamá. “No es que ellos no quieran estar, solo que viven lejos y no pueden venir a cada rato porque tienen sus problemas”, dijo.
POR VECINOS. “Mi mamá cobra por su tercera edad y con eso nos mantenemos como podemos”, aclaró el karai y explicó que de eso paga su derecho de agua y luz. He’i que comen gracias a la solidaridad de sus vecinos muchas veces.

Boletín de noticias