Tu radio en Internet Netyco Argentina

Reos mataron a golpes y a cuchillazos a autor de abusos

Sucesos 05 de agosto de 2019 Por
No se sabe la cantidad exacta de reclusos que lo atacaron.
1 - copia
Tras ver por la tele la sentencia de Marcos González, los demás reclusos lo mataron.Foto: ÚH.

Cuando Marcos Aurelio González salió en las noticias, sus compañeros de celda comenzaron a cuchichear entre sí y a “marcarlo”.
Con más de 200 reos el Pabellón Blanco, de la Penitenciaría de Ciudad del Este, donde estaba privado de libertad desde 2016, González casi pasaba desapercibido entre ellos. Con buena conducta se mantuvo durante todo este tiempo hasta que este viernes, día en que se dio a conocer su condena: 30 años de encierro por el abuso sexual y asesinato de dos hermanas, de 6 años y 8 años, ocurrido el 4 de marzo de 2012, en el Km 29 Monday, Minga Guazú.

“Ellos (por los internos) tienen televisión en el pasillo y vieron en el noticiero el verdadero motivo del por qué estaba allí. Me imagino que antes no lo sabían. O sabían que era solo homicidio y no lo del abuso. Por eso la reacción de sus compañeros”, explicó a EXTRA el jefe de seguridad de la institución, Gilberto Fariña.

Cuando todos debían estar durmiendo, a primeras horas de este sábado, un grupo de encapuchados, algunos incluso armados con puñales, rodearon al recién condenado y comenzaron una trifulca para reducirlo a golpes de todos los tamaños. Le marcaron con cuchillo varias partes del cuerpo. Literalmente, lo reventaron tanto que horas después falleció en el Hospital de Trauma.

Reos en pasillo
“El guardia, al percatarse, realiza disparos antidisturbios para que dejen de golpearlo y poder asistirlo. A las 03:30, la forense nos confirma el deceso de esta persona privada de libertad, por politraumatismos”, indicó Fariña.

En sus últimos minutos de vida, le preguntaron si sabía quiénes fueron los que lo atacaron, pero la respuesta fue negativa.

“Dijo que no recordaba nada, que estaban con la cara cubierta. En ese sector tenemos más de 200 reclusos aproximadamente. Estamos con una superpoblación en todas nuestras penitenciarías”, relató el jefe.

Luego del procedimiento de rigor por parte del Ministerio Público, el cuerpo de la víctima fue entregado a familiares.

“Hecho deleznable y repudiable”
Las víctimas fueron encontradas sin vida y con signos de violación el 4 de marzo del 2012, en una precaria vivienda de madera donde residían en la fracción El Mensú, en el kilómetro 30 del distrito de Minga Guazú, Alto Paraná.

En aquella oportunidad, agentes de la División de Homicidios de Alto Paraná tomaron muestras que habían quedado en las niñas y el análisis arrojó como resultado que el autor del hecho fue Marcos González. El autor fue detenido en marzo del 2016 y a partir de allí fue sometido al proceso judicial y finalmente fue condenado el pasado viernes a 30 años de cárcel. El juez Carlos Verá expresó que el caso fue un hecho deleznable y repudiable que merecía la pena más alta.

FUENTE

Boletín de noticias