Tu radio en Internet Netyco Argentina

Crónica del pacto secreto: "No teníamos ni idea y los brasileños se burlaron de nosotros"

Política 26 de julio de 2019 Por
El exgerente técnico de la ANDE, Fabián Cáceres, no se guardó nada y reveló detalles del papelón que pasó la delegación paraguaya durante las negociaciones con el Brasil. Contó cómo fue la reunión de donde lo rajaron por estar en contra del pacto secreto, los días posteriores y lo que ocurrió en Puerto Murtinho.
1 - copia
ANDE pagará más por la energía de Itaipú tras el acuerdo secreto. Foto: Ñanduti.

El ingeniero Fabián Cáceres, gerente técnico renunciante de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), dio detalles inéditos a la 970 AM respecto a la humillación que sufrieron los técnicos connacionales en Brasil en torno al acuerdo secreto pactado entre las máximas autoridades paraguayas y brasileñas, que costará 350 millones de dólares a nuestro país.

El 24 de mayo se marcó en la agenda una reunión en Brasilia, a las 09:00 entre las altas partes de ambos gobiernos (embajadores) y a las 14:00 con el gerente técnico de la ANDE y director técnico de Itaipú. “Traté de obtener información sobre lo que avanzaron, pero nadie me dio datos. En la reunión observé que la Cancillería brasileña estaba acompañada por todos los técnicos con quienes negociábamos antes. De nuestro lado estaban el embajador Hugo Saguier, el actual titular de la ANDE, Alcides Jiménez, y José Sánchez Tillería, director técnico de Itaipú“, relató.

ECHARON A LOS TÉCNICOS PARAGUAYOS

En este encuentro se presentaron los números que se pretendían aplicar a la ANDE, de modo a elevar su nivel de contratación de energía eléctrica. Cáceres contó que opinó que no era factible porque ocasionaría un costo elevado, pero su postura fue rechazada. “En ese momento se pide un cuarto intermedio y se me invita a retirarme. El que lideraba las negociaciones del lado paraguayo (Hugo Saguier) pidió a los técnicos que nos retiráramos”, añadió.

Sin embargo, solamente los paraguayos fueron sacados de la reunión. “Lo que más me sorprendió y dolió fue que los profesionales brasileños permanecieron. Solo para el lado paraguayo fue la instrucción. Decidieron retirar al arquero (en términos futbolísticos)”, indicó.

A causa de dicha disposición, los técnicos connacionales desconocían cómo avanzó el pacto secreto con los brasileños. “No sabía qué información le iba a llevar al presidente de la ANDE porque no teníamos nada, solo que los representantes de ambos países se saludaron efusivamente y decían que se llegó a un feliz acuerdo y que era un hito, que todos íbamos a salir beneficiosos”, dijo.

Sostuvo que, tras el encuentro, con mucha prudencia intentó obtener información con Saguier y Jiménez, pero que estos se limitaron a indicarle que elaborarían un acta donde expondrían todos los puntos acordados con el vecino país. “Ese día salí bastante preocupado porque no tenía idea de lo acordado, quedé pendiente aguardando los resultados”, indicó.

LO QUE OCURRIÓ EN EL TAXI

Camino al aeropuerto para volver al país, a bordo de un taxi, Cáceres y el ingeniero José Sánchez trataron de ponerse de acuerdo en la información que iban a entregar a sus respectivos jefes, ante el escaso conocimiento que tenían sobre lo pactado. “No accedimos (cuando eso) al contenido ni a los comentarios del encuentro”, dijo.

“Con el ingeniero Pedro Ferreira (extitular de ANDE) ya sospechábamos que no íbamos a tener participación, porque nunca fuimos convocados a las reuniones previas. Nosotros sabíamos que ya teníamos los días contados. Estábamos tratando de aguantar y no abandonar el barco”, comentó respecto a cuál fue la reacción de su jefe al enterarse de lo ocurrido en Brasilia.

ORDENARON NO DIVULGAR ANTES DE FIRMAR

Pasaron varios meses de ese encuentro y la ANDE seguía sin conocer los términos del acuerdo. Recién el 4 de junio, ante la presión y constantes requerimientos de Pedro Ferreira, finalmente le entregaron el acta, en la víspera de una reunión convocada entre las partes en la sede de la Itaipú. “Nos convocaron pero ni sabíamos sobre qué íbamos a ir a negociar”, reveló.

Ese día, según relató Cáceres, se reunió con su equipo técnico para analizar las consecuencias y llegó a la conclusión de que no podía aceptar el trato.

BOCHORNO ANTE BRASILEÑOS

El 5 de junio fue la reunión en Itaipú, donde trataron la implementación del acta y se registró una serie de incomodidades en el lado paraguayo. “Cuando nos reunimos con los brasileños nos enteramos que hace 15 días ellos ya tenían una copia e incluso ya una propuesta de reglamentación, en cambio la comitiva paraguaya no tenía absolutamente nada”, cuestionó.

“En la reunión los brasileños prácticamente se burlaron de nosotros, porque interpretábamos de una forma pero ellos nos decían que sí estuvieron en la reunión anterior y explicaban lo acordado. Nosotros tomamos nota y pedimos a la Cancillería la posición oficial de los negociadores para saber qué decir porque ni eso teníamos”, develó.

SE PLANTARON PERO NO PODÍAN REVELAR PACTO

Mencionó que ante la dureza de la posición brasileña, Pedro Ferreira y él decidieron no aceptar la propuesta, salvo que se acuerde una compensación equivalente al perjuicio. En otro momento contó que en Puerto Murtinho una autoridad del Brasil se acercó a Ferreira a reclamarle por qué ya no estaba firmando el acta bilateral.

“Nosotros sabíamos que teníamos los días contados, tratamos de aguantar y no abandonar el barco antes de que la situación se torne extrema. (…) Intentamos de minimizar los perjuicios que podía ocasionar y ver la forma de posponer y parchar, hicimos muchas reuniones pero querían que firmemos a toda costa. Yo me negué a firmar. Mucho antes acordamos renunciar con Pedro Ferreira, antes no podíamos divulgar porque el Ministerio de Relaciones Exteriores instruyó que no se divulgue hasta que se comience a implementar”, reveló.

PEAJEROS

Por otra parte, el entrevistado lamentó la expresión del presidente Mario Abdo, quien tildó de “peajeros” a los paraguayos por aprovechar los excedentes de energía eléctrica. “Es nuestra obligación utilizar las disposiciones administrativas y legales para sacar mayor ventaja posible en la compra de electricidad. Cada uno defiende sus intereses, también ellos (los brasileños) lo hacen”, acotó.

“Hay un momento donde uno tiene que plantarse y la población espera eso de sus autoridades”, puntualizó sobre su paso al costado.

Fuente de la noticia

Boletín de noticias