Tu radio en Internet Netyco Argentina

Karumbecero moderno no usa su invento para trabajar tras amenaza

Sociedad 24 de julio de 2019 Por
Tiene 60 años y lo único que quiere es trabajar. Su amigo herrero que hizo el trabajo piensa en patentar el "karumbemoto".
1
Don Francisco Storm (izq.) y don Juan Meaurio (der.) viven en la compañía Espinillo de Villarrica, y son re cuates.Gentileza

La necesidad agudiza el ingenio, dice el refrán, y la historia de don Juan Meaurio da fe de eso.
El karumbecero de Villarrica pasó de trabajar con su yegua “Rubia” a hacer fletes en un motocarro, pero este ya no era un buen negocio en los últimos tiempos y decidió volver a su antiguo oficio.

Se le ocurrió que podía ensamblar su karumbe con el motocarro y recurrió a su amigo herrero Francisco Storm, que sin titubear le dijo que sí.

Tras dos días de trabajo intenso, el karumbemoto estuvo listo el sábado pasado y la foto se hizo viral en muy poco tiempo.

Pero hasta ayer, don Meaurio no se animaba a salir a trabajar paseando niños y turistas.

Es que el hombre, de 60 años, supo que el presi de la Asociación de Karumbeceros amenazó con “sacarle con arreador”, si se animaba a trabajar cerca de la Terminal de Ómnibus, donde tienen una parada especial. Y eso que él también es parte de la aso y casi todos son sus “socios”.

“La amenaza es un delito, pero yo no les quiero denunciar porque son gente humilde como yo”, refirió el hombre.

El lunes salió a recorrer con su karumbemoto y fue a la Dirección de Tránsito de la ciudad. Ahí le dijeron que puede circular tranquilamente, ya que tiene todos sus documentos en regla, refirió.

“Yo no voy a ir luego donde están ellos, voy a hacer otro recorrido”, manifestó.

Preocupado
El herrero Storm declaró que su amigo necesita trabajar y que además ese karumbe moderno “es una cosa histórica”, que no quisiera que se arruine por culpa 2 o 3 personas.

Su idea es patentar el invento en cuanto pueda viajar a Asunción.

El trabajo fue un regalo para don Meaurio, ya que él siempre le dio una mano con sus fletes.

Calcula que comprar todo y armar un karumbemoto costaría, en total, cerca de G. 25 millones.

FUENTE

Boletín de noticias