Tu radio en Internet Netyco Argentina

Niña en coma tras aplicarle un medicamento para tratamiento oncológico

Salud 22 de julio de 2019 Por
La droga es casi inofensiva, dijo director del Hospital. Pero aseguró que no se podía determinar si era alérgica o no.
1 - copia
La menor fue auxiliada hasta el Materno, donde le aplicaron la medicación. De allí fue derivada al hospital del Trauma.

Unas incontrolables molestias que sufría una alumna de 13 años, obligaron a docentes de un colegio capitalino a pedir auxilio a la madre. Eran alrededor de las 9:30 de la mañana del pasado jueves, cuando la mamá de Violeta de los Ángeles Díaz, llegó al cole.
La mujer, desesperada, llevó a su hija hasta el hospital más cercano, el Materno Infantil del barrio San Pablo. La menor, con fuertes cólicos menstruales, ingresó al nosocomio caminando y los galenos del lugar, la llevaron rápidamente hasta una sala, donde ordenaron a las enfermeras a suministrarle una medicación.

“El pediatra de turno le suministró dipirona con ondansetrón vía intravenosa”, comentó a EXTRA don Cárlos González, padre de la chica. Los medicamentos parecían haber hecho efecto, hasta que la última gota ingresó a su organismo.

“Al aplicarle todo el medicamento, ella convulsionó e instantáneamente sufrió un paro cardiorespiratorio”, afirmó González. Durante veinte minutos los médicos intentaron reanimarla, hasta que lograron estabilizarla. Sin embargo, la niña no reaccionó, quedó en coma.

Inmediatamente la trasladaron hasta el Hospital del Trauma, donde mediante otras drogas farmacéuticas la mantienen con vida. “Es algo dolorosísimo que no tiene explicación. Se ve en las cámaras que entró caminando y ahora no saben qué fue exactamente lo que pasó o no quieren decir”, lamentó el hombre, asegurando que para colmo de males ni siquiera pueden realizarle una tomografía para saber si su cerebro aún está activo, debido a que de tanto en tanto empieza nuevamente a convulsionar.

Agregó que su hija nunca fue alérgica a la dipirona, pero que el ondansetrón nunca antes le habían suministrado. “Consulté con algunos profesionales médicos y me dijeron que no es una droga para ponerle a una criatura y se debe suministrar con goteo gradualmente. Los médicos dicen que es un procedimiento normal”, lamentó.

Imposible de determinar
El doctor Vicente Acuña, director del Materno explicó a EXTRA que el medicamento es de uso típico para personas con molestias del tipo con el que ingresó la menor. Dijo que la niña llegó con dolores y vómitos, por lo que la mejor opción era esa droga para calmarla.

“Generalmente el ondansetrón es súper bien tolerado, para los vómitos y náuseas es lo máximo. Incluso se utiliza en pacientes que hacen tratamiento oncológico”, aseveró el médico.

Agregó que se le consultó a la madre si la adolescente era alérgica a algún tipo de medicamentos pero que, de cualquier modo, era imposible determinar si la menor era alérgica al ondansetrón, a no ser de que ya hubiera tenido un episodio previo de alergia al medicamento.

Añadió que rápidamente fue auxiliada y posteriormente ingresada a terapia. Ese mismo día fue derivada a Traumas, donde continúa internada.

¿Qué es el ondansetrón?
Es un medicamento desarrollado y comercializado para prevenir las náuseas y los vómitos causados por la quimioterapia, radioterapia y cirugías. Pertenece a una clase de medicamentos llamados antagonistas, receptores de serotonina sustancia natural que puede causar náuseas y vómitos.

Puede provocar efectos secundarios leves como: dolor de cabeza, estreñimiento (constipación), debilidad, cansancio, escalofríos, somnolencia; pero también puede producir efectos colaterales graves.

Como ser: visión borrosa o pérdida de la visión, sarpullido (erupciones en la piel), urticarias, picazón, inflamación de los ojos, cara, labios, lengua, garganta, manos, pies, tobillos y pantorrillas, ronquera, dificultad para respirar o tragar, dolor en el pecho, respiración entrecortada, mareos, aturdimiento o desvanecimiento, ritmo cardíaco irregular (rápido o lento, agitación, alucinaciones, fiebre, sudoración excesiva, convulsiones y hasta el coma.

FUENTE

Boletín de noticias