Tu radio en Internet Netyco Argentina

Senado da penoso espectáculo de insultos y golpes entre dos legisladores

Política 19 de julio de 2019 Por
Un lamentable espectáculo ofreció ayer el Senado, con gritos desaforados y reparto de puñetazos en plena sesión y que involucró a Enrique Riera (ANR-HC) y Paraguayo Cubas (CN). La sesión se levantó abruptamente y la mesa directiva analizará el lunes si habrá sanción a los involucrados.
1 - copia

Las diferencias entre Riera y Cubas ya venían de tiempo atrás y el incidente de ayer estalló cuando Riera, ofuscado por fuertes acusaciones e improperios de Cubas en su contra, se dirigió hacia él para agredirlo y lo atropelló. Su acción derivó en un desorden generalizado en el que otros senadores sufrieron golpes y caídas, mientras se cruzaban insultos entre ambos, dando un espectáculo vergonzoso.

El incidente tuvo su origen durante un debate previo en relación a un proyecto de resolución de Riera para pedir “disculpas” a las ministras de la Corte Gladys Bareiro y Miryam Peña, a quienes Cubas acusó de corruptas el martes último, durante la jura de Raúl Torres Kirmser como miembro del Consejo de la Magistratura.

Cubas, quien ese martes fue agredido por los guardias de Kirmser, cuestionó el proyecto de Riera y dijo que este se hacía pasar por “ícono de la moral republicana” pero que, en 1999, cuando era diputado, pidió US$ 70.000 para no votar a favor del juicio político del presidente Raúl Cubas Grau. Agregó que, ante la negativa del jefe de Estado, votó en su contra. También acusó a Riera y a su padre de haberle robado una estancia a su propia tía. Dijo que pediría disculpas a las ministras si Riera también se disculpaba por ofenderlo, diciéndole que sus hijos no eran suyos, que asesinó a un rival sentimental y que violó a una mujer.

Riera no reaccionó en ese momento pero, media hora después, se levantó de su curul y desafió a los gritos a Cubas a salir fuera de la sala de sesiones. “Vení vos” fue la respuesta de Cubas, poniéndose de pie. Riera se abalanzó sobre él, tirándolo al piso, mientras el vicepresidente primero, Martín Arévalos (ANR), que presidía la sesión, pedía a los guardias “atajar” al ofuscado congresista.

Cubas se levantó y siguió gritando acusaciones e improperios y evitó expresamente responder a los golpes colocando sus manos en la espalda. Antonio Barrios (ANR, cartista) y José Ledesma (PLRA) también salieron “golpeados” cuando intentaron frenar a Riera. Abel González (llanista) y Sixto Pereira (FG) pudieron contenerlo brevemente. En medio del desorden, la senadora Desirée Masi (PDP) también recibió un golpe.

La sesión fue inmediatamente levantada dejando sin tratar todos los puntos del orden del día. Luego se convocó a una reunión extra para aprobar tres leyes urgentes.

Al dejar la sesión, Riera dijo: “el que busca encuentra” y agregó que dejaba a criterio de sus colegas la decisión de sancionarlo por su conducta.

Cubas amplió luego sus denuncias contra Riera señalando que recibió US$ 100.000 del exsenador Óscar González Daher para desistir de su candidatura a presidente de la ANR. Agregó que el senador cartista se hace el impoluto pero junto a su hermano Manuel, abogado del grupo Taselli, hicieron negociados en Acepar cuando este se desempeñó como titular del ente.

Blas Llano, presidente del Senado, señaló que el lunes en reunión de directiva definirán si habrá sanciones.

Llano se disculpó ante ciudadanía

El titular del Senado, Blas Llano (PLRA), pidió disculpas públicas a la ciudadanía por lo ocurrido. Sin embargo, afirmó que no puede sancionar unilateralmente a los congresistas, salvo consideración del pleno. Dijo que esto se analizará el lunes en la Mesa Directiva. El senador llanista Abel González dijo que Paraguayo Cubas y Enrique Riera se merecen sanciones de 60 días. El vicepresidente de la Cámara, Martín Arévalo (ANR-Añetete), dijo lo mismo.

FUENTE

Boletín de noticias