Un presidente desorientado pintó maravillas, pero no hay vacunas

Política 31 de marzo de 2021
Con la mirada perdida, el tono cansino y el rostro demacrado, Mario Abdo reapareció, pero no brindó anuncios esperados por la ciudadanía. Conseguir vacunas sigue su lento proceso.
0010209482

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, rompió ayer el silencio después de 24 días y dejó una sensación de ineptitud total de su Gobierno intentando justificar la ausencia de vacunas, con muy poca autocrítica a su desgastada gestión y declaraciones que más bien parecieron un informe de las obras realizadas en plena pandemia.

0010209493

Nervioso, desorientado, titubeante e inseguro, el mandatario expuso sobre el mayor reclamo ciudadano: la falta de vacunas contra el Covid-19, pero no citó fechas de arribo de las dosis, un tema que ya pone en vilo a la ciudadanía. Solo se limitó a hacer un recuento acerca de la escasa adquisición de las vacunas y reconoció que en un principio el país confió en la Organización Mundial de la Salud (OMS) para conseguir las vacunas a través del mecanismo Covax, pero este no respondió de acuerdo a las promesas que inicialmente se acordaron, situación que ya habían comentado semanas atrás sus colaboradores.

El jefe de Estado mencionó que recién cuando se dio el proceso de retraso se empezaron a analizar otras opciones y ahora se encuentran en la carrera por conseguir una mayor cantidad de dosis para la ciudadanía.

Abdo detalló que se compraron un total de 4.300.000 dosis a través de Covax, pero solo llegaron 36.000. “Ahora tenemos el compromiso de que vamos a recibir otro volumen importante en la primera quincena”, dijo.

Asimismo, recordó que se realizó la compra adicional de un millón de dosis a través del fondo ruso, del cual se recibió un lote de 4.000 vacunas. “Ya hemos pagado la totalidad de las vacunas y tenemos que seguir recibiendo en los próximos días”, agregó.

“Hemos cometido muchos errores, seguro que sí. No estamos conformes con el proceso de vacunación, pedimos disculpas si tenemos que pedir disculpas a la ciudadanía, y lo hacemos con mucha humildad. Hubiéramos querido tener las vacunas, antes y con mayor volumen y estamos haciendo el mayor esfuerzo para empezar el proceso de vacunación masiva lo antes posible”, expresó.

Es decir, el presidente se excusó gran parte de su discurso, pero no brindó la seguridad y acotó que todo sigue en proceso de adquisición.

Al terminar de citar los números sobre la compra de vacunas, el presidente dijo que en abril se concretaría todo el proceso de vacunación para el personal de salud y estimó que a mitad de año el sistema de salud podría tener un gran alivio. Al buscar excusarse, el mandatario citó acciones realizadas por su Gobierno que nada tienen que ver con la urgencia como la construcción de rutas. Anunció que seguirá dialogando con todos los sectores para enfrentar el año.

Si hay que pedir disculpas a la ciudadanía lo hacemos con mucha humildad, no estamos conformes con la vacunación.
Espero que este tiempo de pascua nos ayude a encontrar un camino común que reflexionemos con nuestras familias.

Hemos hecho cosas buenas, satisfactorias y también nos hemos equivocado, pero no lo hacemos de mala fe.

Vamos a ir dialogando con los diferentes sectores para enfrentar este año, que de vuelta Paraguay y el mundo deben enfrentar.

La demanda de Salud se ha incrementado, pero muchos insumos no dependen de la producción local. Mario Abdo Benítez, presidente.

Te puede interesar

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email

Te puede interesar